Iñigo me manda la portada de su segundo libro. Lo acaba de publicar y, entre otras cosas, me cuenta:
«Sigo en Valladolid, en «El Norte de Castilla». Una gozada. Cuando estaba en «El Correo» me preguntaron el último día dónde me gustaría ir, y yo dije que a «El Norte», que ahí trabajó Miguel Delibes y eso, para mí, es un motivo más que suficiente. Y ahora, fíjate, ya llevo un año aquí. Y encima hace un par de meses me planté en casa de Delibes para charlar con él y, además del recuerdo de la conversación, me traje «El Camino» dedicado. Un lujo».

2017-07-04T12:15:34+01:00

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: